Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23/04/12

Tres barcos remontaban el río, navegaban hacia puerto lejano con carga valiosa. El primero de los barcos presentaba una ligera filtración en el casco, la falla fue detectada por el primer oficial quién vaticinó que la filtración devendría en grieta y por allí se inundarían las bodegas y el barco zozobraría. Comentó la novedad con los marineros, todos los días hablaban del asunto, le escribió carta a su esposa, murmuró con los demás oficiales.

El segundo barco presentaba similar filtración en el casco, el primer oficial de esta nave conoció la falla y la desestimó, alguien le alertó, pero sólo consiguió una sonrisa burlona del oficial y acusaciones de tener el miedo del navegante bisoño.

El tercer barco acusó la misma filtración y rápidamente el primer oficial tomó las providencias y el percance fue corregido.

“El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas” (William George Ward)

El primer barco se hundió y se oyeron los gritos del primer oficial diciendo: “yo lo sabía, se los dije”. La conducta de este oficial es la del pesimista.

El segundo barco zozobró, y el primer oficial desconcertado y aferrado a una tablita decía: “la próxima vez tendré más cuidado… nadie podía prever que la filtración se ensanchara, falló la política de mantenimiento, no hubo comunicación, menos mal que tengo esta tablita”. Esta es la conducta del optimista.

El oficial del tercer barco es el realista. Este fue el único barco que llegó a puerto.

Read Full Post »