Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14/06/21

El tiempo, por mucho que pase, para algunos no pasa nunca, es como un bucle de acontecimientos que se repite como el día de la marmota. Aquello que practiqué antes, voy a continuar haciéndolo con dedicación perversa.

En la práctica de la llamada Lucha Armada de los miembros de ETA practicábamos con esmero y sin desviación, la cruel técnica de matar al objetivo tres veces:

  • Denuncia, señalización y vigilancia del individuo objeto de la posible acción, cargada con cantidad de datos, reales o ficticios para que la sociedad le estigmatizase y se apartara de él y ala vez de que se convenciera de que era elemento ejecutable. Una muerte en vida
  • Ejecución o asesinato del individuo, amparado en los hechos anteriores, amparado con la reivindicación del hecho en sí. Muerte real
  • Destrozo del historial del individuo, acompañado de toda clase de datos justificativos del porqué se le había ejecutado y descalificación y desprestigio del mismo. Muerte después de muerto

Mi caso, al haber pertenecido a ETA , expulsado, perseguido, vilipendiado, ahora vuelve a la palestra con la aparición del libro que he escrito y claro está, las hordas del abertzalismo más rancio vuelven a sus fueros y atacan a mi persona con la censura acompañada con la amenaza y la extorsión a la persona que se vincule conmigo. Lo explico:

  1. La fase 1.- en mi caso comenzó en la Prisión de Castellón donde, como en las anteriores cárceles que estuve, Ocaña, Almeria y la propia Castellón estaba en situación de aislamiento y saliendo sólo en el patio. Un día apareció Kubati y tras decirme que no sabía el por qué le habían llevado allí se convirtió en solucionador de la situación de la Organización y me contaba día a día que le había solicitado su opinión Antxon Etxebeste desde Santo Domingo y que estaba escribiendo su opinión al respecto que no era otra que la de un Alto el Fuego y una Negociación con el Estado Español y con una frase que jamás oí a ningún preso de la organización, “que si había que reconocer a España como Estado de Derecho, se hacía” . Escribió muchos folios, los cuales la Hertzantza localizó tiempo después en un escritorio de un abogado (Txemi) de las gestoras tras una inspección – registro; En ese periodo nos visitó el Director de Instituciones Penitenciarias. Antoni Asunción y en los diez minutos escasos que estuvo conmigo, solo estaba interesado en saber si Kubati querría hablar con él, lo cual hizo por un espacio de casi dos horas, lo cual pude comprobar porque desde mi celda se veía el pasillo que iba a las oficinas de la prisión, donde me llevaron a mi, nunca me dijo nada de lo que habló durante todo ese tiempo. De ahí me enviaron a Burgos al módulo de aislamiento donde pasé el mejor periodo de cárcel; solo y centrado en mis estudios y sin nadie que me marease la cabeza, lo que duró poco más de medio año, ya que aparecieron cuatro o cinco compañeros, entre ellos Kubati, que , de nuevo, empezó a manejar los hilos junto con Pinki, acabándose la paz. En Burgos apareció en escena Aviles, enviado desde Instituciones Penitenciarias y comenzó a hablar, manipular y apretar a todo dios para que costituyésemos un movimiento crítico hacia la Organización. Aviles hizo muchas migas con Kubati, incluso para regalarse algún libro entre ambos. Yo hacia tiempo tenía clara mi punto de vista sobre la lucha armada y sus estrategias , cada día más cruentas e indiscriminadas y sin sentido alguno, en Burgos hicimos una votación sobre si recibíamos a Aviles y otra que no me acuerdo, votación escrita, que entre Pinki y Kubati se encargaron de ver que habíamos votado cada uno comprobando la letra, votación que fue vital para mi expulsión. Tras la visita del Abogado – comisario Iñako Goioaga nuestra relación se deterioró bastante y cansado de sus indirectas le confesé mi decisión al respecto de lo que pensaba de la continuidad de la lucha armada. Cuando nos enteramos por medio de Ortzi que nos enviaban a él y a mí a Nanclares, comenzaron las amenazas directas de Kubati hacia mi, apelando a mi hijo y que cuidado con lo que hacía, aquello me previno del futuro que me esperaba y prácticamente le envié al carajo. Mi entrada en Nanclares fué como en otra cárcel derecho a aislamiento y en un periodo de un mes y pico pasé al módulo de cumplimiento , junto al resto de presos de ETA. Allí se me propuso por parte de cuatro presos que hiciéramos un escrito a la opinión pública, junto a políticos relevantes de H.B. de cara a solicitar un alto el fuego y unas negociaciones, junto a una serie de puntos sobre la política actual. Como yo estaba imbuido en mi carrera , en su último año, les comente, que yo no podía escribir nada al respecto y se encargaron de ello Napara y Oso, lo repasamos , lo firmamos y para sacarlo al esterior no se les ocurrió otro modo que sacar unas copias del escrito en la biblioteca de la prisión , a pesar de que les advertí que aquello pasaría a manos del Director de la Prisión ya que la biblioteca la llevaba una funcionaria. Así fue y al poco tiempo ese escrito apareció filtrado en la Prensa y de ser un escrito de cinco presos de Nanclares, paso a ser el informe Latasa, muy criticado por la izquierda abertzale y por la Organización.
  2. La fase 2.- corrió a cuenta del abogado Iñako con ayuda de Kubati y Pinki. Todo y digo todo lo que había ocurrido desde Castellón hasta Nanclares, se volvió en mi contra y todos y cada uno de los movimientos que Kubati realizó se convirtieron en mis acciones. Las reuniones, las acciones, los escritos , de todo ello se me culpó a mi. Me convertí de la noche a la mañana en el ideólogo de un idea de negociación y compadreo con el Gobierno de España. Corrió el bulo por las cárceles que iba de prisión en prisión solicitando adeptos para mi causa, que manejaba los hilos para que trasladasen a las cárceles que yo quería a distintos presos, en fin una serie de difamaciones que no tenían sentido. Me llegaron a llamar “el chico de Aviles. Un día en el 94, apareció por Nanclares Iñako Goioaga exigiéndome que le dijese que estaba haciendo y cual era mi postura (aquí se quito la careta y se presentó como verdadero comisario politico). Insistió tanto al respecto que no me costó decirle lo que en realidad pensaba, :que no estaba de acuerdo con la continuidad de la lucha armada , debido a que su utilización nos perjudicaba más que beneficiaba y más, debido a los atentados indiscriminados de coches bomba; que permanecería en prisión, pero que no contasen conmigo en apoyo de estas directrices, que opinaba que era necesario un alto el fuego y una negociación con una serie de puntos que hacia tiempo le había hecho llegar, pensando en los compañeros enfermos, los cansados y aquellos que querían acogerse a las medidas de reinserción. Oído esto cogió las de Villadiego sin despedirse. Antes de quince días y por medio de un comunicado de ETA se me expulsaba de la Organización por colaborar con el Estado Español. Me dolió, pero me liberó ya que me dejó en el lugar que me correspondía . No obstante se me condenó a muerte por traidor y así he penado desde 1994, hasta 2011, día del alto el fuego definitivo.
  3. La fase 3.- la he penado desde aquel comunicado hasta el día de hoy, ya que ese estigma te deja marcado; no obstante ya se encargan de correr los bulos de todo aquello que se les ocurre y aunque estás curado de espanto y aunque no quieras te afecta y sabes que algunos te miran de soslayo y otros te maldicen a tu espalda, es la fase de matarte después de muerto, se difunde que eres un traidor, un txibato, un elemento poco de fiar, mientras vas viendo poco a poco la evolución de aquellos que te han vilipendiado y unos se arrastran ante los jueces de la Audiencia Nacional, otros llegan a pasar de dirigentes de la Izquierda Abertzale a negociar con la Fiscalia de la Audiencia su condena de dos años, para no entrar en prisión a cambio de admitir su pertenenca a ETA; ahora son dos años , antes más de diez; ahora estamos a las puertas de otra negociación de Arantza Zulueta y compañía por causas parecidas. Iñako, aquel abogado y comisario, ha pasado de apretar al preso y de exigir integridad a ser Senador de España y cual fue mi sorpresa en mi reciente juicio en la Audiencia Nacional oír a Kubati alabar al pikoleto (el Goli) que le torturó durante cinco días en Intxaurrondo y ponerlo de un hombre magnífico utilizándole como defensa, incluso solicitó como testigo suyo a Galindo. He procurado durante estos años crecer pasar lo más desapercibido y a pocos he escrito mi historia, un poco de mi vida. Tras mucho tiempo y sin que ninguna Editorial de aquí haya querido publicarme dicha historia, un nuevo amigo historiador ha conseguido embellecer la historia y de igual manera he hecho interesarse a una Editorial de Madrid y nos han publicado dicho libro “Pais de Banderizos”. Teníamos para hoy la presentación coloquio en el Zapateneo de Vitoria, se ha anunciado la misma por redes sociales y carteles; pero este aquí que en día de ayer me han comunicado que se suspende la misma y la causa no es otra que la censura más brutal acompañada de amenaza. “SABEIS A QUIEN ESTAIS DANDO LA VOZ”, quizá esto os puede perjudicar en el futuro . Esto está claro es la vuelta al pasado, al chantaje, la extorsión. LA DIFAMACIÓN AL MUERTO. Una vez más , me quieren volver a matar.

En Gasteiz, a 13 de mayo de 2021

Read Full Post »