Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18/07/21

MASCARILLA, MORDAZA, TAPABOCAS
Vivimos unas circunstancias, que un minúsculo pero poderoso virus nos ha
obligado a llevar una mascarilla que nos proteja a todos de una infección en nuestro
organismo, pero desde hace muchos años hay multitud de ciudadanos que nos hemos
visto obligados a colocarnos una máscara imaginaria, aunque cruel, de cara al resto
de ciudadanos. Otros, se han o les han colocado una mordaza, también imaginaria,
aunque muy real, de cara a la opinión pública y publicada. Por último, existe un
tapabocas, el cual se ha utilizado bien poco para acallar la gran cantidad de
estupideces, sandeces y crueldades que han ido emitiendo personas con poco sentido
de la decencia y mucho de prepotencia, amparadas por el poder actual. Intentaré
argumentar en lo posible estos tres campos, con la idea de que no me lie en
disquisiciones y me vaya liando en otras ideas.
En 1965, con 17 años recién cumplidos, entré a trabajar en CAF y comencé a
conocer la vida y la lucha del obrero, mal pagada y peor tratada, me fui
concienciando en la lucha diaria y la pequeña clandestinidad, pero sobre todo en la
solidaridad del pueblo trabajador; allí conocí las asambleas a mano alzada y cara
descubierta; no teníamos que taparnos la cara, aunque al poco tiempo, algunos
duplicaron la suya ( gran jugada de los patronos que liberaron a los que consideraban
lideres y quitándoles el buzo de trabajo los llevaron a su lado con engaños
permitidos) y de ahí llegaron los sindicatos que han mangoneado todo lo que han
querido siendo , en este momento, indispensables para cualquier actuación. Aquí si
que se habría necesitado tanto mascarilla y mordaza, unas para tapar las vergüenzas y
las otras para tapar los actos deshonestos y de omisión que se han cometido.
El primer contacto directo con ETA lo tuve un día a final de mes, cuando , un
poco antes de las dos, hora que acababa mi jornada de trabajo, iba con un compañero
a cobrar el sueldo, por aquel entonces en metálico y en sobre marrón , y vimos a la
gente tirada de bruces en el suelo; al preguntar, nos comentaron que unos chicos
jóvenes encapuchados y armados habían robado toda la nómina de aquella zona.
Luego me enteré que los habían cogido en un bosque cercano con la pasta en las
manos; fue un robo chapucero, mal preparado, pero mi primer contacto con la
Organización ETA. Recuerdo que se le vinculó a Apala en aquel robo, ya que
trabajaba en la sección de chapistas y recuerdo cundo le querían extraditar desde
Francia, las grandes manis de protestas que se formaron , pero sobre todo una en la
que sujetando la pancarta de Apala Askatu uno de los que la sostenía era Txiki
Benegas. Esto y su evolución que merecía ¿Máscara, Mordaza o Bozal?
Poco antes de dejar CAF para dedicarme a otros trabajos y en concreto el día
de mi cumpleaños 27 de septiembre de 1975, estaba previsto que se cumpliera la
sentencia militar firmada por Franco y sus ministros para fusilar a cinco luchadores
antifranquistas, tres del FRAP y dos de ETA. Era fin de semana me acuerdo, porque
habíamos ido varios de la cuadrilla a recoger setas a los hayedos de Ataun –
Lizarrausti y comentábamos que no les fusilarían , ya que había grandes protestas por
ello, PSOE incluido y que les conmutarían la pena por cárcel; que ilusos fuimos
Franco murió matando y en la cama poco después acompañado de Fraga y sus
ministros, dejando todo atado y bien atado, Rey incluido. Creo que aquí haría falta
colocarse los tres trapos , uno encima del otro, para tapar los olores y no ver las
vergüenzas.
Pocos años después de esto, entré a formar parte de ETA tras dos citas con
Txikierdi y Potros y no me explayaré en contar lo que ya he escrito en mi libro, al
cual le han puesto mordaza y nadie lo quiere editar, lo que si diré es que en el 83
quise abandonar la Organización y con múltiples halagos, entre Kubati y Potros me
convencieron de continuar, cuanto mejor me hubiera ido si me hubiera puesto un
bozal a la hora de contestar que continuaría. Tras comerme cantidad de atentados,
entre ellos algunos conocidos que no participé, decidí acogerme a las vías que me
llevaron a mi semilibertad, por lo que fui doblemente condenado con el agravante de
que la condena dictada por ETA me privó de más libertad que unas paredes
carcelarias. Mis antiguos compañeros me odiaban y me deseaban lo peor, los
políticos intentaban utilizarme y dejarme tirado a continuación y la mass media decía
en sus medios lo que les venía mejor para la venta de sus diarios y telediarios; la
gente de a pie se dividía entre los que pasaban, los que me miraban de soslayo y los
que me maldecían. Necesité un buen bozal y mascara para no ver y oler la mierda que
me rodeaba y aún me rodea.
Hoy es el día , en el cual cumplo 72 tacos, día de memoria fatídica, que tengo
que pellizcarme para darme cuenta que esto no es un sueño; al margen de no
entender, al igual que muchos mayores como yo, dónde se han ido los días y años sin
darme cuenta. Hoy me sorprendo de ver la falta de solidaridad y de hipocresía
acompañada de una manipulación de los hechos que me abruma; se quiere y se va a
un relato de lo ocurrido en el que participa todo quisqui aunque no tenga ni pajolera
idea de los hechos acaecidos , tocan de oído y con descaro al respecto, aquí si que
tengo que ponerme los tres trapos ….
…El relato de hechos acontecidos nos lo quieren imponer con
intencionalidad de cararter vengativo y dañino aquellas personas con poder en
distintos estamentos que lo que en realidad les interesa es borrar la historia real,
aunque dolorosa y plasmarnos una fabula a su estilo e interés. Todos aquellos que
pertenecieron a ETA(pm) no dicen nada, se callan, ya que para ellos , a pesar de
tener casi la mitad de los ochocientos y pico muertos (asesinatos) lucharon por la
libertad, por lo visto, nosotros los milis, lo hicimos por placer y así fueron acogidos
por partidos políticos, sobre todo el PSOE y colocados en distintos cargos, al día de
hoy viven de rentas. Los políticos implicados en las guerras sucias y en
manifectaciones, se olvidan de su pasado y repudian sin reparo aquello que ellos
cometieron; hoy son capaces de dar clase de dignidad al resto como el asesino
galoso Señor X, que forrado de pasta y de grasa nos da lecciones de limpieza
democrática y con el toda la camarilla de ex- no se que, pero bien pagados. Los
jueces del TOP, hoy A.N. que miraron sin pudor hacia otro lado ante descaradas
muestras de tortura, asesinatos, secuestros, desapariciones y barbaridades,
condenando a cientos de años, sin pestañear y sin pruebas a cantidad de jóvenes
luchadores vascos. Las distintas fuerzas de seguridad que torturaron y maltrataron
, no solo a militantes, sino a gente normal de la calle, por pensar en izquierdas
como los comunistas, que apalizaron sin piedad y parece que con gusto desmedido.
Están los periodistas, que han manipulado, tergiversado la información al gusto
del poderoso y no se le ha caído los anillos y hoy escriben historias como si fueran
sabedores infalibles de la verdad, como Aranburu que este si que escribe de oído.
Todos estos y más, parece que tienen derecho a crear el relato y nosotros
desgraciados asesinos no tenemos ni voz ni voto en este asunto; pues no, no me da
la gana y daré mi opinión , a pesar que más de uno se cabree y mucho y me jodan
en los próximos juicios que tengo; mañana como testigo y los días 8 y 9 de Octubre
como imputado en dos asesinatos, un día, 26 de julio, que coincide en día y hora
con otro hecho por el que fui juzgado y condenado, acaecido hace 34 años y que
por el cual me pedirán entre 60 y 80 años de prisión y tratándose de la Audiencia
Nacional, pocas bromas.
Decía: Recuerdo aquellos años de plomos de las décadas del 1970-80, hasta
90 en las que los obreros luchaban entre barricadas y eran machacados por las
fuerzas de seguridad del Estado y que sólo les quedaba maldecir a estos esbirros y
como insulto terrible gritaban “ETA MÁTALOS”. Recuerdo aquellos empresarios
sin alma que tan sólo se cuidaban de alzar la voz de la tiranía ante ETA. Recuerdo
a aquellos militares que se encargaban de preparar golpes de Estado. Recuerdo a
los politicos miserables que nunca hicieron nada para el pueblo llano y que como
Aznar , cuando le interesó, llamo a ETA (movimiento de Liberación Nacional
Vasco). Todos ellos hasta que la tecnología y el inmovilismo de ETA llegó, no
fueron capaces de decir nada congruente, solo lamentaciones y lágrimas de
cocodrilo ante las víctimas y de aquellas viudas negras que quedaron mal viviendo
en pueblos andaluces y extremeños y olvidadas de la mano de Dios.
Ahora amparados en ese omnipresente poder que les da el tener al pueblo
esclavo de sus ideas, nos maldicen señalan, juzgan, desprecian y estigmatizan. Son
como aquella cólera de Dios del medievo. Nos quitan el pan y la sal y nos
arrinconan como antiguamente a los leprosos. Si, somos asesinos despreciables,
pero con sentimientos e ideas; reconocemos que hicimos mal, muy mal las cosas y
despreciamos los derechos humanos y somos culpables de prepotencia y maldad,
pero creo, que hemos pagado con creces y que tenemos derecho a un rincón de paz
en este mundo. Algunos hemos pedido perdón infinidad de veces y parece que no es
suficiente, ¿tenemos que seguir lacerándonos?. No basta con nuestro malestar,
parece, debemos seguir arrastrándonos y sin derecho a opinar , también.
72 años tengo hoy y estoy cansado; quiero vivir en mi rincón en paz, quiero
tener mi opinión sobre mi vida y el pasado y quiero ser parte del relato y nadie
debería impedírmelo con el improperio de decirme: Tu no tienes derecho a nada
asesino asqueroso. Dejarme en Paz, con bozal o con los tres trapos.
Desde nuestro rincón asqueroso, según vosotros, queremos y debemos dar
nuestra opinión, nuestro relato de lo acontecido y dejar claro que no debimos
hacer muchas cosas, debimos pensar mejor y jugar un poco menos a sentirnos
Dios o lo que sea, que nos daba derecho a eliminar a mucha gente, con total
soberbia. Debimos dialogar más y matar menos.
Si, hicimos eso y mucho más, pero al igual que nosotros delinquimos,
también lo hicieron mucha gente de traje y corbata, bien se, civil o militar y hoy en
día se les escucha y se les pide su opinión respecto a este relato que queremos
escribir y sobre todo recordar.
Que hubiera sido de muchos países de nuestro entorno sin la voz de
aquellos que la historia ha reconocido que a pesar de matar, asesinar o eliminar al
enemigo les dieron la voz, la palabra.
Yo tengo derecho a dar mi opinión y al igual que yo, lo tiene todo un
movimiento que de una manera u otra luchó por la libertad y el avance de esta
tierra nuestra.
Joxemi Latasa Getaria, en Gasteiz a 27 de septiembre de 2020

Read Full Post »