Feeds:
Entradas
Comentarios

Hijos de la ira

Cuesta considerar otras realidades cuando parte de tus conocimientos se basan en negar la evidencia de otras realidades presentes en tu presente. Es como una suerte de universos superpuestos cual dimensiones alternas, cuando sólo reconoces que la tuya es la única verdadera y el resto, o són pálidos reflejos de cosas que nunca debieron ser o son intentos de desestabilizar tu realidad, y, por lo tanto, no son más que mecánicas y artificiales sub-productos de gente que no tiene más que odio y envidia por la pulcra y maravillosa realidad en la que vives. Y eso no se llama nacionalismo, sino egoísmo. Y es excluyente. Porque sólo su visión es la correcta. Y cuando a alguien le niegas toda su existencia, todo lo que es, sólo puede aceptar su frustración de un no-ser o intentar cambiar. Y si no puede, sólo deja un legado, del que es hija, la ira. Seguir leyendo »

Anuncios

Guanches del amor

Sorprenderá a los más ingénuos el como se parecen los así llamados liberales españoles a los conservadores y como los progresistas postmodernos a los viejos comunistas. Como decía Lampedusa, todo cambia para que nada cambie realmente. Y es que debe volverse a las contradicciones. Como se entiende vanagloriar las lenguas existentes en Europa la misma formación que sólo quiere ver y entender uno en el estado en el que vive y no ve las demás ni como riqueza cultural, que merezca una especial protección … respecto a los derechos de los ciudadanos que la usan? Como esta, muchas otras. Total, cuando Marta Sánchez cantaba eso de Guanches del amor … o era otra cosa? Ay, la memoria. Cosas de la edad, verdad? Seguir leyendo »

Sorprendente sería si la gente comprendiera, dentro de su ser, que es bochornoso que concite mayor consenso oponerse a lo que tiene alguien que construir algo diferente. Destruir concita más apoyo que adentrarse en la oscuridad de lo desconocido en favor de edificar un hogar propio y diferenciado. Y en esto no hay pepito grillo ni experiencias sobrevenidas. Porque puede pasar que la falta de argumentación, tras un intento de interpolación personal, la última ratio sea la experiencia. No hay virtud en la vejez. Vivimos en una máquina del tiempo unidireccional y sin red llamada vida. Uno se sienta en el suelo y acaba por hacerse viejo. Siempre que no intervengan otros factores. Que suele ser el caso. Por ello el priorizar el que el otro pierda lo que tiene en vez de procurar tener tu lo que con el sudor de tu frente procure es una sonda a lo profundo del ser humano, en lo individual, y, por ende, en lo colectivo. Seguir leyendo »

El Deshielo

Bien y mal como realidades absolutas? Categóricamente negativo. No. Y pocas cosas se pueden decir que son una cosa u otra. La realidad suele estar en algún punto intermedio. Donde se mezclan las razones. Por ello es difícil encontrar alguien tan malo que no haga aunque sea de manera involuntaria algo bien hecho. Y al revés. Por ello debiera tenerse en cuenta a la hora de, simplemente, convivir, con los demás. Siempre que no se quiera jugar con los DLC de los palos y piedras que venían en el estuche original. Hay quien gusta del planeta bola de nieve. Y existió. Y llevarlo a la práctica humana. No, hay que hacer otra cosa. Porque sino el enfrentamiento es inevitable. Y las relaciones humanas deben procurar evitar el conflicto. Solucionándolos. Seguir leyendo »

Doctrina de paz

Bono (el irlandés) ha dicho que busca la unidad frente a la homogeneidad. Los hay que entienden esa unidad como uniformidad. Lo cual resulta curioso cuando uno revisa las diversas sectas cristianas que ha habido a lo largo de la historia y mira el asunto de la unicidad o trinidad de dios. Y con ese ejemplo en la borrada memoria de lo políticamente correcto blanqueadora de unos pasados para emborronar otros hemos de recurrir a los alemanes. Otra vez los alemanes. Porque, cuando han estado unidos estos alemanes? Pues más bien poco tiempo. Desde 1990? No es el momento ni en lugar, más allá de referir que nunca han dejado de serlo. Por muchas presiones y dificultades. Y no han sido pocas. Dicen allí que siempre uno tiene la posibilidad de alcanzar la tranquilidad, sin necesidad de luchar. Como? En una situación de confrontación de dos partes, una de ellas siempre puede renunciar a todo y rendirse. Y así, finalmente, se alcanza … la, paz. Seguir leyendo »

Ser. Quien eres. Sin un yo nunca puede haber un nosotros. Un plural. Una identidad colectiva se sustenta en la suma de las individuales. Y algo más. Es cierto. Pero sobre todo en una diversidad de yo’s, que reflejen una construcción de abajo hacia arriba, de dentro hacia afuera. Dicen que el humano quiere ser seducido, como cantos de sirena que le hagan abandonar lo que es por algo sucintamente mejor y elevado. Claro que esto recuerda a las sirenas que tentaron a Ulises en la Odisea. Y se puede pensar que en realidad eso es lo que, precísamente, esa persona no quiere. El viaje del héroe. Lo quieren evitar. No quieren bajar a su propio subconsciente. Y es que a veces es más fácil convencerse de lo que uno no es de lo que sí es. De esta manera es posible vivir una vida larga sin tener la menor idea de quien eres. Seguir leyendo »

Quien dice que no es posible que haya noticias estupendásticas que no salgan en los medios por falta de espacio y tiempo? Ah, si, estupendásticas. Estupendas y fantásticas. Aún no te llegó la nueva edición del diccionario de neolengua? No? Vaya, y eso que la primera edición es de 1984. Que se le va a hacer. No todo es necesariamente una conspiración para ocultar la realidad. A veces simplemente pasa que lo fanstácular … si, lo fantástico y espectacular se impone. Aunque sea un caso particular en un mar de “normalidad”. Hay buenas noticias, si, pero las malas venden más y mejor. De esa manera se fortalece el argumento (falacia más bien) de ser categórico en una dicotomía blanco-negro que se sustenta en “lo que ya sabemos”, es decir, los prejuicios. Y allana el camino a las denominadas “fake news”. O los bulos de toda la vida. Seguir leyendo »