Feeds:
Entradas
Comentarios

Alemania. Todo es culpa suya. Y de Bélgica. Y de Escocia, Reino Unido y la Unión Europea. Las Euroórdenes (si, ese instrumento negociado entre estados, con 32 supuestos dentro y el resto fuera) no funcionan, Europa es mala, satánica. La anti-españa del contubernio de Munich operando de nuevo. Soportan la leyenda negra y de ahí viene todo lo demás. Y es que el español medio no debe bajar la cabeza por usar su bandera, su himno o hablar su idioma … oh, espera. Cual idioma? El español? Veamos, alguien se da cuenta de que eso excluye a otras lenguas igualmente españolas? Más allá del euskera, el catalán o el gallego, existen el aragonés, el asturiano o el leonés, además del mínimo respeto y decoro por todas esas lenguas que hablan gente de fuera, y a las que, en su ámbito privado, no se les puede privar de hablar. O si? O es que, como el Señor Felipe Borbón en su discurso del 3 de Octubre de 2017 ponga extra-muros a los 2 millones largos de personas que pudieron votar independencia del 1 de Octubre, y que reincidieron en su “crimen” el 21 de Diciembre? Se les excluye de ser españoles y ya no cuentan? Todo esto lleva a mucha reflexión, o debiera, si en verdad, España fuera el objeto de su amor. Y, objetivamente, son los que con más ahínco la odian y la quieren destruir. Por eso enfrentan españoles contra españoles, pues sólo puede quedar una. La suya. Y con Marta Sánchez entonando su himno. Una, grande y libre. Seguir leyendo »

Anuncios

o Llevo muchos años haciendo de pregonero, pero de sordos; sordos que no quieren oír; sordos que les molesta que recuerdes su pasado y que para nada desean rememorar aquellos años de plomo en los que estuvieron inmersos; sordos que en cuanto nombras la “bicha” señalan la luna y ponen cara de bobos dejando claro que ellos en ese asunto “solo miran el dedo”. Seguir leyendo »

Cambiar es normal y natural. Siempre que el cambio sea dentro de los cauces de lo regular, es decir, por auto-convencimiento, por medios endógenos y no exógenos. No se pueden hacer cambios desde fuera. Y ahora, afortunadamente, ni el Estado es el Jefe (sea rey o no) ni lo es el gobierno. Cuando llevamos una parte significativa del siglo XXI adelantada (tanto como que para este año, en el siglo anterior, ya se había desarrollado incluso toda una primera guerra mundial) debemos pensar no ya en que una persona sea un voto (que si, no puede votar más veces, como ha sucedido en no pocos sitios, hasta hace no tanto) sino que cuantos menos votos se queden sin estar representados mejor. Y que cada voto emitido sea escuchado y tenido en cuenta. Y tener en cuenta que hay que hacer partícipe a la gente, más allá del voto normativo, en base a cosas tan exóticas … como el artículo 9 de la Constitución Española, por ejemplo. El problema viene cuando esos cambios se producen sin diálogo, sin negociación, sin acuerdo … Seguir leyendo »

Sucesor Designado

Suele decirse que los Estados Unidos de América son un ejemplo de lugar de la tierra en donde proliferan leyes absurdas. Que si en el condado de cual o la ciudad de cual una vaca no puede hacer esto o aquello. Pueblerinos, Paletos, Palurdos. Americanos … Si Alberto Rivera ha llegado a ver los primeros cuatro capítulos de la serie protagonizada por Kiefer, hijo de Donald. Sutherland, no Trump, claro está. Pues bienvenido sea. Algunos hemos tardado menos en ponernos al día, viendo los 37 capítulos emitidos. Y el periodista, conocido, Pedro J. Ramírez hace un paralelismo entre la propuesta de la serie y la realidad de un Ciudadanos al que apoya, en base a su particular y, claro está, respetable, punto de vista. Pero se equivoca. Y es que para poder comparar, para empezar, hay que encontrar la razón en el antagonista. Y en ausencia de ella, sólo se apela a la emoción. Y sin cabeza y sin corazón, el fracaso puede ser gloriosamente triunfal. Seguir leyendo »

Seguramente nadie pensó en que la reconciliación nacional pudiera llegar a su fin. Está claro que la gente piensa que cuando se ha llegado a una etapa de … paz, de tranquilidad, de relativa prosperidad, no es necesario seguir cultivando cada mañana esa flor que, sin agua y sin cuidados se puede marchitar, como las demás. Dar por hecho algo es una insensatez y una locura. Y hacia ese escenario se dirige una Sudáfrica en la que el chicle de la estabilidad ya no da más de si, y los odios ancestrales reviven y surgen producto de una crisis profunda, hasta ahora económica, pero si, también de valores, política y, si, también racial. Ser blanco, cuando estás en minoría, puede ser un crimen, si no mortal, si de envidia. Exprópiese! Seguir leyendo »

Ahí se encuentra la primera incursión de un servidor en el género de la novela. Veréis, seré sincero. Fue un sueño. Tuve una visión, una noche, de un puente sobre un río, que estaba vacío, con coches encima, las puertas abiertas … y un hombre que corría sobre el, hacia el otro lado del río, con ganas de darle de … galletas, a alguien. Y ya. Y al despertar, y anotar la escena, me empecé a hacer preguntas. Quien era ese hombre? Cual era ese puente? Porqué corría? Hacia adonde? Que esperaba conseguir? Y fuí, poco a poco, sacando respuestas a esa escena, que es el marco del primer capítulo, que, por paradógico que pueda ser o pensarse, es el inicio y el final de la historia. Por más que no necesariamente, al volver al fina al inicio la percepción tenga que ser el mismo, tras el viaje que hemos realizado a lo largo de la novela junto al protagonista. Seguir leyendo »

Rusia, 1917, momento culminante de la historia de la humanidad, en la que la revolución proletaria se alza en armas para la conquista del poder y la socialización de la verdad y de la honestidad en el país de los trabajadores, de los proletarios, de los argicultores, ganaderos, de los desposeídos, de los descamisados … para darles poder de verdad, cambiar las cosas, y avanzar en la democracia verdadera. Espera … un momento, será todo eso verdad? Y a cual se refiere, a los eventos de octubre con Lenin de protagonista o a los de febrero con Kerensky como verdadero líder? Y de verdad fue realmente tan importante para el mundo? Se cumple un centenario de dichos sucesos y es interesante recuperar una visión crítica del pasado para poder afrontar el futuro con garantías, aunque, hubo zares blancos, luego zares rojos, y ahora hay zares negros. La superestructura es mutable, pero la infraestructura suele permanecer, incluso a los aparentes cambios de régimen. Seguir leyendo »