Feeds:
Entradas
Comentarios

Sucesor Designado

Suele decirse que los Estados Unidos de América son un ejemplo de lugar de la tierra en donde proliferan leyes absurdas. Que si en el condado de cual o la ciudad de cual una vaca no puede hacer esto o aquello. Pueblerinos, Paletos, Palurdos. Americanos … Si Alberto Rivera ha llegado a ver los primeros cuatro capítulos de la serie protagonizada por Kiefer, hijo de Donald. Sutherland, no Trump, claro está. Pues bienvenido sea. Algunos hemos tardado menos en ponernos al día, viendo los 37 capítulos emitidos. Y el periodista, conocido, Pedro J. Ramírez hace un paralelismo entre la propuesta de la serie y la realidad de un Ciudadanos al que apoya, en base a su particular y, claro está, respetable, punto de vista. Pero se equivoca. Y es que para poder comparar, para empezar, hay que encontrar la razón en el antagonista. Y en ausencia de ella, sólo se apela a la emoción. Y sin cabeza y sin corazón, el fracaso puede ser gloriosamente triunfal. Seguir leyendo »

Anuncios

Seguramente nadie pensó en que la reconciliación nacional pudiera llegar a su fin. Está claro que la gente piensa que cuando se ha llegado a una etapa de … paz, de tranquilidad, de relativa prosperidad, no es necesario seguir cultivando cada mañana esa flor que, sin agua y sin cuidados se puede marchitar, como las demás. Dar por hecho algo es una insensatez y una locura. Y hacia ese escenario se dirige una Sudáfrica en la que el chicle de la estabilidad ya no da más de si, y los odios ancestrales reviven y surgen producto de una crisis profunda, hasta ahora económica, pero si, también de valores, política y, si, también racial. Ser blanco, cuando estás en minoría, puede ser un crimen, si no mortal, si de envidia. Exprópiese! Seguir leyendo »

Ahí se encuentra la primera incursión de un servidor en el género de la novela. Veréis, seré sincero. Fue un sueño. Tuve una visión, una noche, de un puente sobre un río, que estaba vacío, con coches encima, las puertas abiertas … y un hombre que corría sobre el, hacia el otro lado del río, con ganas de darle de … galletas, a alguien. Y ya. Y al despertar, y anotar la escena, me empecé a hacer preguntas. Quien era ese hombre? Cual era ese puente? Porqué corría? Hacia adonde? Que esperaba conseguir? Y fuí, poco a poco, sacando respuestas a esa escena, que es el marco del primer capítulo, que, por paradógico que pueda ser o pensarse, es el inicio y el final de la historia. Por más que no necesariamente, al volver al fina al inicio la percepción tenga que ser el mismo, tras el viaje que hemos realizado a lo largo de la novela junto al protagonista. Seguir leyendo »

Rusia, 1917, momento culminante de la historia de la humanidad, en la que la revolución proletaria se alza en armas para la conquista del poder y la socialización de la verdad y de la honestidad en el país de los trabajadores, de los proletarios, de los argicultores, ganaderos, de los desposeídos, de los descamisados … para darles poder de verdad, cambiar las cosas, y avanzar en la democracia verdadera. Espera … un momento, será todo eso verdad? Y a cual se refiere, a los eventos de octubre con Lenin de protagonista o a los de febrero con Kerensky como verdadero líder? Y de verdad fue realmente tan importante para el mundo? Se cumple un centenario de dichos sucesos y es interesante recuperar una visión crítica del pasado para poder afrontar el futuro con garantías, aunque, hubo zares blancos, luego zares rojos, y ahora hay zares negros. La superestructura es mutable, pero la infraestructura suele permanecer, incluso a los aparentes cambios de régimen. Seguir leyendo »

Ciertamente las urnas han arrojado su resultado el jueves 21 de Diciembre de 2017, un día después de cuando debió haberlas convocado el todavía hoy President de la Generalitat Carles Puigdemont. Y el resultado puede parecer muy rotundo, pero no sería honesto el análisis sin exponer primero el para qué, y luego, ya, todo lo demás. Si no se explica como se quiere gestionar el resultado, como se quiere atrapar la esencia de lo votado, y de los votantes, y transformarlo en acciones de gobierno, institucionales, jurídico-administrativas, en definitiva, en cumplimiento del programa electoral, mediante un programa de gobierno, nos perderemos en simple composición de la cámara y de un Govern, pero sin ir más allá, y es, que, la toma del poder, siempre es por un ansia de transitar del escenario actual a uno futuro, acorde con la visión que acompaña (o debiera) a todo proyecto político. He aquí la clave, y lo que marcará la diferencia. Y esto, para qué? Seguir leyendo »

Suele decirse que un mal acuerdo es mejor que un no acuerdo. Quiere decir que un acuerdo que no satisfaga el global de tus peticiones, aspiraciones y anhelos es mejor que uno que no existe, uno en el que no se gana nada, más que frustración, odio, rencor y cosas peores para el futuro. Ese era el espíritu del posible acuerdo del año 2000, y que pudo plasmarse en un acuerdo en enero de 2001, en los últimos días de la presidencia de Clinton, en Camp David. Recordemos que el acuerdo de estabilidad de la paz del Norte de Irlanda llegó en los últimos días de mandato de Blair en 2007. Se hubieran solucionado caso todos los problemas encima de la mesa … salvo 2: refugiados y capitalidad. El líder Palestino, como cierto líder catalán respecto a una convocatoria electoral, cuando salieron las voces críticas, se arredró ante la opción de sacar adelante algo con una oposición significativa de su pueblo, en vez de convencerle de las bondades de su proyecto. Y ese es uno de los puntos que ayudó a que el asunto se encuentre donde está. Seguir leyendo »

Socialmente, cualquier constructo humano no deja de ser artificial hasta cierto punto. Nada es natural, más que nada, porque muchas enfermedades son naturales, y el ser humano ha podido progresar cuando se ha apartado de la naturaleza y ha construido su propio entorno para su propio bienestar. Pero, esta constatación de un hecho evidente, y que no debiera servir para imponer unas realidades sobre otras, sino entender que la democracia es el derecho de los vivos, y no de los muertos, que es más el plebiscito diário de Renan y la constitución de cada generación de Jefferson, y no la ley de las generaciones pasadas de Balmes o De Maistre. Cuando se dió esta interpretación, a finales del siglo XIX, la revolución francesa (con todas sus contradicciones, y claro-oscuros, incluyendo a nuestro país) ya era una tradición centenaria. El paso del tiempo no puede ser una condena, sino una oportunidad, y hay que moverse. Suelo, la historia. Salto, el impulso, la voluntad de ir hacia adelante. Dirección, ideología e identidad, la brújula para que no sea en vano. Y todo esto se va adaptando en estructuras sociales de las que el pueblo se dota, como no podía ser de otra manera. Y en el caso vasco, todo ello, se sintetiza en lo que conocemos como foralidad. Seguir leyendo »